Mapeo

Micaela Van Muylem

aSeleccionadas (2) aSeleccionada aSeleccionadas (1)

Estudié Letras Modernas en la Facultad de Filosofía y Humanidades y Bellas Artes en la Figueroa Alcorta. Después hice varios cursos de traducción literaria en Bélgica, los Países Bajos y Alemania y ahora doy clases de literatura de habla alemana y de holandés en la Facultad de Lenguas y me dedico a la traducción literaria, sobre todo de literatura contemporánea, mucho tiempo hice bastante teatro, este año hice mucho de poesía y prosa. Además estoy escribiendo mi doctorado en Letras, que espero terminar el año que viene. Trabajo con teatro flamenco (belga) contemporáneo. También integro varios proyectos editoriales (la colección “Papeles teatrales” de la Facultad de Filosofía y Humanidades, “Portaculturas”: un proyecto independiente en el que publicamos textos de ficción y ensayo y “Suono Mobile editora”, una editorial de textos de música contemporánea).

Disfruto mucho el proceso de lectura y búsqueda que implica traducir un texto literario, un trabajo artesanal, esa búsqueda de palabras y frases. No hay nada que me guste más que sumergirme en un libro, hundirme en un paisaje de un cuento o un poema, como en la primera foto. Y si traduzco esa obra, mucho mejor porque el paseo es más largo.
En ese camino visito una enorme cantidad de mundos y paisajes, es increíble todo lo que se llega a conocer. Es recorrer el mapa de la tercera foto. Me meto en el mapa, o al revés, no sé.

En el caso de la edición ocurre algo similar, elegir una tipografía para un libro, jugar con la puesta en página, es meterse adentro del libro, como en la segunda foto: diseñar una tapa, seleccionar un papel, ir a buscar el libro terminado a la imprenta es tan emocionante como descubrir por fin la frase que estás buscando hace tres días…
Por otro lado, con la traducción y la edición me pasa lo mismo que con la docencia: trato de tender un puente o abrir una puerta. Siento que mi tarea es útil si puedo acercarle a otro lo que conozco o aprendí. Mi mayor ambición es contagiar al lector ¡y al alumno! del entusiasmo que siento por la literatura y las lenguas. No siempre me sale, pero cada vez que lo logro sé que otra persona podrá disfrutar tanto como yo este tipo de recorridos. Y eso me encanta.

Novedad anterior

:: Diciembre 2015 ::

Siguiente novedad

La Intimidad de Roberto Videla