Artes VisualesCalendarioMuestras en Curso

ARTISTAS A LA PARRILLA – EN VIDRIERA. Joaquín Bertea – Mariana Mallada

Jueves 11 > 19hs
INAUGURACION
ARTISTAS A LA PARRILLA – EN VIDRIERA.
Joaquín Bertea.
Universo – Sin fin.
Coordina: Lucrecia Requena.

parrilla615

En Vidriera
Mariana Mallada.

El Centro Cultural España Córdoba propone Artistas a la Parrilla – En Vidriera, espacio de exposición e intervención artística, que pone en foco nuevos artistas locales con el afán de que los mismos desde su fresca producción se apropien del Centro Cultural, ofreciéndole nuevos aires.

“UNIVERSO – Sin fín” No hay muchas vueltas, aunque quizás sí, infinitas vueltas. “Universo – sinfín -”está compuesto por un imaginario personal dibujado, alimentado por un sinfín de experiencias, dibujantes, músicos, amigos, espacios, lugares, hogares, etc. Este imaginario, este enorme y diverso escenario con personajes bizarros, excéntricos, deformes, simples y complejos, es una manera de construir y de dialogar con experiencias cotidianas o no tanto. Funciona como una técnica personal para jugar a: construir nuevas ciudades, formar nuevas maneras de habitar la tierra, experimentar lo desconocido y misterioso de lo real, convivir con todas las especies. Resumiendo, es jugar a visitar, explorar y enlazarse con lo infinito de la existencia, con el Universo que percibo. Acá les dejo un fragmento para que echen un vistazo, para que perciban el juego en sí, porque para conocerlo, para experimentarlo, creo, hace falta relacionarse, y quizás en eso radica lo fundamental: relacionarse, acercarse al otro y habitar la mirada de mundos, existencias y experiencias que propone el otro.
¡Buenos Días!, ¡Buenas Tardes! y ¡Buenas Noches! (seguro de alguna película lo extraje.).
Bruja.

Joaquín Bertea “Bruja”. Nubes, árboles, baldíos, perros de las más diversas personalidades, llantos innumerables, gatos, la verdad que muchos gatos (desde “Chechepan uno” a “Chechepan doce”), hoy en día convivo con “Ana” una gata negra de bruja; ruido y olor a gallinas, barro, olor a tostadas, café, guisos, pasto, hojas secas, lombrices, tierra, olor a lluvia, viento alrededor, juguetes, y mucha familia, mucha madre, mucho primo mucha abuela. Todos esos elementos forman quien fui de niño, y quien soy hoy en día, entre muchos otros ingredientes actuales, las hermanas y los hermanos de manada (una forma un poco quisquillosa de nombrar a mis amigos como grupo: “manada”), litros de café, debates y charlas infinitas en la manada, muchos bailes (en solitario en el refugio del hogar), yuyos medicinales, la música constante en los oídos, la mesa de madera repleta de hojas y materiales para dibujar, la computadora convertida en una cineteca, entre muchos otros aspectos, como conté antes, forman quien soy. Lo importante es que nací en un barrio muy simple, lleno de árboles, con calles de tierra y mucho tiempo, mucho realmente, para jugar, dibujar, inventar, imaginar mundos alternativos, mundos más allá de lo presente y de lo dado por costumbre, o quizás paralelos entre sí pero por ahora y en ese entonces componen y componían mi “Universo” proyectado, ideado, imaginado.

Mi pseudónimo o apodo autoproclamado, “Bruja”, es simplemente la conjunción, la concentración, de todo lo que viví y de lo que más valoro, y de los misterios que andan dando vueltas y habitan lo conocido o lo supuestamente conocido. Bruja define una manera de habitar y de percibir construida con el pasar de los años y de las experiencias.

Novedad anterior

Espacio permanente de reflexión sobre DDHH VIDEO 1. "COMO POR ARTE DE MAGIA"

Siguiente novedad

Fotografía documental Gaza. Instrucciones de Uso.