Artes VisualesCalendario

Pueblo Benedit :: Muestra homenaje

Inaugura: Viernes 6 de mayo – 19.30 hs. Centro Cultural España Córdoba (Entre Ríos 40)
Muestra homenaje a Luis Fernando Benedit
Curadora: Patricia Rizzo
Co-curador: Tomás Ezequiel Bondone (Director – Museo Superior de Bellas Artes Evita)
Cierre: 24 de junio

El CCE.C viene realizando desde hace años una serie de exposiciones con el objetivo de homenajear el trabajo y la creatividad de artistas visuales argentinos. En esta ocasión expresamos nuestro tributo a Luis Fernando Benedit, con el habitual desafío de plantear la exposición como algo más que un espacio de contemplación. A través de un programa ad-hoc, cerca de 6.000 alumnos y alumnas de las escuelas primarias de la Municipalidad de Córdoba se acercarán a la obra de Benedit para poder expandir entre todos el mensaje del artista, por lo que la exposición se propone también como un lugar de producción.

El presente homenaje es una exhibición conjunta entre el Centro Cultural España Córdoba y El Museo Superior de Bellas Artes Evita – Palacio Ferreyra y propone mostrar la obra de un artista que utiliza un modelo de representación narrativo que se manifiesta a través de enlaces y asociaciones.
No es una obra de carácter folklórico, sino que sus estímulos son variados y provienen de fuentes muy diversas, aunque resultan particularmente visibles la persistencia de datos sobre nuestra identidad cultural.
Los trabajos que se podrán apreciar tanto en las salas del Centro Cultural España Córdoba como las del Museo Evita Palacio Ferreyra, dan cuenta de los intereses del artista que han prevalecido a través del tiempo. Una motivación recurrente es el tema ecuestre o la civilización del caballo, una cultura practicada por hombres, con una cantidad de códigos relacionados con su uso y que con el transcurrir del tiempo van desapareciendo. El caballo es visto por Benedit como animal político y como arma de conquista y lo vincula con la tradición y sus códigos.
Una de las obras que se podrá apreciar en el Museo es San Hubertus, protector contra la rabia. No es la primera vez que el artista usa iconografía litúrgica cristiana o que incluye a santos populares, presentes en varias de sus obras. La leyenda sobre el celestial patrono de cazadores, matemáticos, ópticos y metalúrgicos, cuenta que persiguiendo un ciervo, éste se le apareció en un claro de un bosque con una gran cruz flamígera entre las astas. Un pequeño objeto representa al santo y una cabeza con una gran cornamenta, –la de un ciervo adulto real – con una cruz en neón azul, dan el marco adecuado a la obra.

Organizan

Novedad anterior

Llegar hasta el hueso

Siguiente novedad

Laboratorio de experimentación televisiva y creación de plataformas comunitarias de comunicación