Literatura y pensamiento

Dos libros para el sábado

Sábado 8 de agosto | 19,30 hs.
El entrerrianito de M. Césari y Cuaderno Blanco de M. Vernengo
(Alción Editora)
Presenta: Gabriela Milone

El sábado 8 de agosto a las 19.30 hs., el Centro Cultural España Córdoba (Entre Ríos 40) presenta dos nuevas publicaciones de la editorial Alción.

Por un lado El entrerrianito de Mauro Césari, un libro que, en palabras de Gabriela Milone, “atiende a un juego serio, ése que sólo los niños saben dimensionar, donde el miedo y el anhelo tensan cada gesto, cada diseño de los signos en la página, donde cada objeto es un nuevo pulso para el cuerpo múltiple del deseo”.

El mismo sábado se presentará además Cuaderno Blanco de Matías Vernengo, un libro que contiene instantáneas sobre la fragilidad de la vida, en palabras de Fernando Kofman “lo que Matías Vernengo nos dice es que en esta exploración no hay victorias ni epifanías. La misma belleza del recuerdo tiene su rostro cubierto de barro”.

La entrada el libre y gratuita.

Sobre el libro :: El Entrerrianito

Todo El entrerrianito está puesto bajo el signo de la epidermis del agua, como reza el epígrafe de Jarry que abre el libro. Así, con ese matiz diminuto que lleva el título -matiz que cela la potencia y la tonalidad de una voz que se sabe marcar sus ritmos- parece ser un libro de la infancia, de la piel de la infancia bañada en el agua del río, barro de la vida que arrastra y moja los recuerdos con su apariencia de opacidad. En el agua opaca de las palabras que trasparentan su materia fluida, el escurrirse en su manar, no se aligera la pesadez del lenguaje, sino que las palabras mudan su estado, se hacen agua que fluye por las páginas, haciendo charcos, marcando surcos, armando nuevos riachos.

Lo que no puede dejar de decirse de este libro es que la así llamada “experimentación poética” no parece aquí responder a una autómata máquina de desordenar versos, aleatoriamente. Sino que atiende a un juego serio, ése que sólo los niños saben dimensionar, donde el miedo y el anhelo tensan cada gesto, cada diseño de los signos en la página, donde cada objeto es un nuevo pulso para el cuerpo múltiple del deseo.

Procedimientos de experimentación sobre los componentes del sonido, sobre la materialidad del sentido: así, El entrerrianito supone un continuo someter a prueba la materia del lenguaje, combinando elementos, sustrayendo propiedades, para finalmente lograr cambios de estado de la materia, pasar de la solidez a la licuación y viceversa, de la piedra al agua y del agua a la piedra, cambio y arrojo, de lo que se arroja al río y cambia, se arrastra, se pierde, aunque vuelve y es un nuevo diseño en esa página blanca que a su vez es el cuerpo desnudo del lenguaje.

Este libro consta de tres partes: “Hechos”, “Eco”, “Apéndice a modo de tarros o El Barro”, donde la dimensión entre-rriana se plasma en un diseño cartográfico dibujado entre la carne codiciada de los peces, las canoas que se recuerdan por sus mismos nombres, los lugares del río donde el paisaje fue nombrado por sus formas, los pescadores vibrantes y anónimos, los pequeños seres vivientes imperceptibles del agua, las flores flotantes como las vírgenes bajando por el río. Así, podría decirse que todo el texto se ve cruzado tanto por el anhelo de la flotación del cuerpo soñado en el río, como por el deseo de que las palabras logren ese zurcido invisible en la página. Ambos deseos son llevados por el continuo ritual flotante del cuerpo/lenguaje, materia enfrentada a su gravedad, a la torsión de toda forma donde se refractan los sonidos, donde se pulsan los hilos del agua y se burla el peso de todas las cosas.

Gabriela Milone

Sobre el autor

Mauro Césari (Paraná, Entre Ríos, 1977). Es licenciado en Psicología y docente. Poemas, artefactos y módulos visuales de su autoría han aparecido en exposiciones, fanzines, comunicaciones alternas, ejemplares únicos y pequeñas ediciones en países de América y Europa. Por su libro El entrerrianito recibió el 1º premio Estímulo a la Actividad Creadora en Poesía 2007. Vive en la ciudad de Córdoba.

Sobre el libro :: Cuaderno Blanco

Cuaderno blanco comienza como instantáneas sobre la fragilidad de la vida, de cómo el vivir cansa, y cómo tenemos que apresar los mínimos momentos de esplendor. Es una cartografía del vivir y de los cuerpos. Hay poemas como “En el puño izquierdo” que recuerdan el estilo epigramático del Montale de “Diario del 71-72”. También sobrevuela el libro una fenomenología de la memoria y sus desechos podridos junto al deambular de los fantasmas familiares. De pronto este deambular de la muerte, se interrumpe con un poema que aborda un tema ligero, de cómo ella cruza las piernas (“Un gesto que define”).

En la poesía de Matías Vernengo está siempre latente una fenomenología del tiempo y la memoria, de sus intersticios descriptos como mecanismos que consolidan una filosofía muy propia (“Historias líquidas”). Dentro de ésta asoma una fenomenología del lenguaje, de los fragmentos en que a veces estalla el lenguaje (“El escritorio”). En la mayoría de los poemas sobresale una respiración entrecortada, como si el verso jadeara, logrando una forma muy original para proyectar el dolor. Hay momentos en que el dolor encuentra un equilibrio al captar el lenguaje de la naturaleza, pero no como promesa paradisíaca sino como evidencia de una escisión (“Ir a ese mundo”). La exploración del paisaje, su relevamiento, también es una exploración de la psiquis, pero sin complacencias. No hay indulgencias sobre la repetición que trae el pasado asociado a cosas mínimas: el adobe de la casa, un mortero, una cerradura, una llave. El relevamiento de la memoria, que acecha como una cabeza cortada en una bandeja impone un sufrimiento pero también un conocimiento, un saber. Lo que Matías Vernengo nos dice es que en esta exploración no hay victorias ni epifanías. La misma belleza del recuerdo tiene su rostro cubierto de barro.

FERNANDO KOFMAN (poeta y ensayista)


Sobre el autor

Matías Vernengo (Buenos Aires, 1963). Poeta y editor. Ha publicado los siguientes libros de poemas: El gesto del que danza, 1994 (3º Premio Municipal de Literatura Luis José de Tejeda 1993, Córdoba) y El ojo y la cerradura (Mención especial del concurso 1999 de Ediciones del Dock, con un jurado compuesto por Santiago Silvestre, Jorge Boccanera y Joaquín Gianuzzi). Además, ha colaborado con poemas en las revistas Omero, Hablar de Poesía, Barataria, entre otras. Es editor, egresado de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA. Actualmente, dirige la editorial La Volcada Libros y reside, desde fines del 2007, en Cortaderas, San Luis.

Share
Novedad anterior

Música electroacústica - Jornadas

Siguiente novedad

Debates sobre autoría, titularidad y derechos