Artes VisualesLiteratura y pensamientoMúsica

Otoño sucio

Tres noches temáticas, con performances, textos, imágenes y música; Otoño sucio es un punto de partida hacia lo que conmueve.

(Cuando las hojas dejan de caer, cuando algunas mujeres se apoderan de la ciudad)

Miércoles 27 de mayo, 17 y 24 de junio en el Patio del CCE. C
20 a 21.30 horas
Entrada libre y gratuita

Intervinientes: Iván Ferreyra + Lucas Chami + Melina Passadore

+ info: http://otonosucio.blogspot.com/

Sobre la idea de las variaciones, se convoca a diferentes artistas para trabajar la temática del otoño y los Trolebuses como detalles significativos acerca de la mirada a la ciudad que se habita. El ciclo, que en su mayoría estará desarrollado por mujeres, abordará la cuestión del género, la condición estética de la maquinaria rusa y la intervención de los invitados. Otoño sucio es un híbrido artístico sin ningún tipo de pretensión más que la de deslumbrar, de generar un discurso que se construye desde la mirada del artista hacia lo que cubre.

otoniosucioafiche

Letras + Performance + Visuales + Teatro + Música

.
.
.

| Noche Excéntrica Mayo 27 |

David Londero e Invitados
Una matrioska al volante
Música, Luces y letras colgados de las cuerdas
Los primeros músicos
Nicolás Mazza, Mariano Vélez, Mariano Ceballos y Aníbal Borzone, músico

Mara Balestrini – Vicente Luy – Emanuel Rodríguez
Coro Cospel
Instalación videopoética en cinco viajes de ida
Viaje 1: Por favor, cédanle el asiento al enfermo de amor (video)
Viaje 2: Una mitología de la crueldad (lectura)
Viaje 3: Trueque eléctrico: ¿Hasta dónde te puede llevar la poesía? (video)
Viaje 4: Viaje a la oscura república de San Vicente Luy (última poesía)
Viaje 5: Línea C. Objetos encontrados (cosa sin nombre)

Plus: entrevista insensible. Modos de morir a bordo de un transporte público de pasajeros.

Elvira
El retorno de Diego Elkin
Música En vivo

| Noche Desabrida Junio 17 |

Elisa Gagliano
Los bosques de bonnie bruce
Una narrativa de Elisa Gagliano.

Celina Alberto. Carla Barbero
Mi Rusito (sobre la posibilidad de un viaje estupendo)
Audiovisual

Soledad González. Ana Bielewicz.
Marcelo Márquez. Marcelo Comandú.
Ernesto Belzaguí.
Canciones para tomar/te en este otoño desabrido
Músicos, intérpretes, performers y poeta.

Las Kikas
Sirenas de Pelopincho
María Gatica, Mayra de Paco, Sandra Cardarelli y Katia Ysaacson.
Teatro

| Noche de la actitud. Junio 24 |

Gabriela Trettel.
Ventanas de estación
Audiovisual

Ciro del Barco.
TRrLBSs (ramal)
Set Audiovisual en vivo

Gabriela Halac. Andrés Oddone
Música para trolebuses
Música y textos

.
.
Intervinientes

Iván Ferreyra. Lucas Chami. Melina Passadore.

.
.
Sobre Otoño sucio

Yo todos los días la esperaba a las siete de la tarde, un árbol se me desnudaba y me pegaba con sus prendas en la espalda, yo a veces juntaba esas hojas y escribía manifiestos en contra de lo que atormenta. Esta estación es un híbrido, es un horario perpetuo, un atardecer, algo que no produce la histeria del clima, eso la hace única.
Dicen que la limpieza es algo imposible, es una preocupación para los procuradores de leyendas, en la ciudad se empieza a construir el colchón que sólo pueden concebir los que arman barcos dentro de botellas.
Las mujeres no tienen frío y los que duermen en las plazas no sueñan en blanco y negro. No es una buena batalla luchar en contra de teorías trasnochadas, los zapatos brillan demasiado para los que usan luces bajas. Nos arremangamos el Perramus y queremos mirar, un trolebús traspasará todo lo que creímos hasta ahora, el otoño se mete en las casas de ventanas abiertas y todo lo que procuramos es belleza. El trolebús pisa hojas y despierta los fantasmas del otoño, las manos en el volante descartan el glamour de Revlon, sólo resisten el embate del color del pelo, que nunca se termina de ir.
Siempre estamos inventándonos paradas imaginarias para que pasen a recogernos, que nos lleven, que nos dibujen.
En el otoño sucio no hay lugar para los anónimos que creen en baldear veredas, las mujeres de ojos poderosos reconstruyen vidrieras a cada instante.
Siempre tenemos la sensación que nos vamos a dormir demasiado temprano tan sólo para no perdernos lo que viene.
Y ahí aparecen las noches que se dibujan en el otoño.
La excéntrica, la que se apodera del espejo de los que lucen.
La desabrida, la que no duerme para soñar con cara de malvada, ahuyentando fantasmas que transpiran demasiado.
Y la noche de la actitud que sólo se concibe para ver las nubes.
Llega el día en que apagamos el televisor y salimos a caminar, a conmovernos con el crujir de las hojas. A abrazar el piso y sentir que esa alfombra es algo más que suciedad, que es sólo el comienzo del viaje.
Y nacimos para esperar mujeres en otoño.

El otoño se guarda en las terminales.
¿Con quién estarás mientras el otoño se consume?

Iván Ferreyra
Especial

Novedad anterior

¿Llegaremos los humanos a ser "vida extraterrestre"?

Siguiente novedad

Astroboy: En busca de la unión de los mundos