Artes Visuales

Alfredo Prior

Dardo certero en el lugar incierto – Pinturas y dibujos

Curador: Gustavo López (Bahía Blanca)
Diseño de montaje: Ana Porchilotte
Hasta el finales de Enero
Por visitas guiadas, escribí a: investigacion@ccec.org.ar

BONUS: diálogo entre Alfredo Prior, ópez y Rafael Cippolini

El sistema de encuentro y mestizaje de estilos, temas y disciplinas bajo procedimientos como la cita, la ironía, o en algunos casos la burla son el motor que empuja la obra de Alfredo Prior. Si bien esta operación de selección de un núcleo de ideas con su desarrollo formal está resuelta con maestría y equilibrio y tanto forma y contenido conservan su reciprocidad, la verdadera potencia y certeza de esta obra radica más en el corrimiento y ampliación del campo de experiencia estética que el conjunto de objetos, pinturas, dibujos, textos, instalaciones performances, discos, acciones proponen con eficacia desde las primeras piezas que se mostraron en la galería Lirolay en 1970.
Relativizar, cuestionar, poner en duda mediante la falsedad de datos o la mentira envuelta en una pulida verosimilitud son el juego presente desde el comienzo, y que para poder jugar el espectador debe valerse tanto de datos y conocimientos de la alta cultura como de una cintura flexible para rozar las prácticas más populares. La muestra en el CCEC es un panorama de la vigencia que la lucidez de Prior otorgó al arte argentino valiéndose de un humor despojado del chiste y de un drama sin convicción de tragedia, aplicados a un enorme repertorio de acciones y procedimientos. Un artista que no expresa ningún interés por la novedad pero que sin embargo otorga al espectador la experiencia de una originalidad difícil de igualar.

G.L.
Curador
Bahía Blanca, 2007

Aproximación a Alfredo Prior (Buenos Aires, 1952):
Pintor, dibujante, performancista, escritor, músico. Vive y trabaja en Buenos Aires. A los 18 años hizo su primera muestra individual en la galería Lirolay e ingresó a la carrera de Letras, de allí su amistad con Arturo Carrera y César Aira, y su encuentro con Amalia Sato, con quien inició el estudio de la literatura y el arte oriental.
En los años 80 compartió exposiciones y trabajo con Guillermo Kuitca, Armando Rearte, Osvaldo Monzo, Rafael Bueno, Juan José Cambre, Sergio Avello, Pablo Suárez y Duilio Pierri. En 1985 se presentó en la Bienal de San Pablo.
Entre 1986 y 2004 fue artista de la galería Ruth Benzacar. Durante el mismo período hizo exposiciones en el CAYC y en el ICI, en museos del exterior, en las ferias internacionales ARCO Y FIAC y muestras antológicas en el Museo Nacional de Bellas Artes (1998 y 2004), la Sala Cronopios del Centro Cultural Recoleta (2000) y el Museo de Arte Moderno (2003).
Desde 2005 está representado por la galería Vasari. Sus obras integran el patrimonio del Museo Nacional de Bellas Artes, el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires, Malba-Colección Costantini, Museo de Arte Moderno de Río de Janeiro, Art Gallery of Western Australia, entre otras colecciones públicas y privadas de nuestro país y del exterior.
Es autor de Cómo resucitar una liebre muerta (Mansalva, 2006) y colabora con las revistas Tokonoma y ramona.

Artes visuales / muestra
Miércoles 31 de octubre // 19.30 hs.

Share
Novedad anterior

RAP Y HIP HOP en la Plaza de la Intendencia

Siguiente novedad

marzo