Artes Visuales

JERARQUÍAS DE INTIMIDAD (EL DUELO)*

Luis González Palma
Artes visuales / Muestra

Jerarquías de intimidad
En este proyecto Luis González Palma se abre a nuevas reflexiones, indagando cuestionamientos existenciales; como expedicionario que al internarse en la espesura va dejando marcas, estas fotografías podrían ser esas señales que lo remiten a él mismo al origen o para que otros se conduzcan a su encuentro. Borges decía que el artista tiene las mismas inquietudes a lo largo de su vida, pareciera que el proceso de aprehender la realidad hace que lo único que puede innovar son las preguntas.

Los nuevos interrogantes en esta serie tienen que ver con abordar el mundo de las relaciones, la conciencia de la superficialidad emocional en la que sin darnos cuenta nos vemos envueltos. Siendo espectadores de la ópera privada, obtenemos herramientas para ver la de los demás. La intimidad, difícil definirla como concepto, una temática llena de matices que no pueden escapar a la visión personal, está estrechamente vinculada al conocimiento empírico, al encuentro con otro y lo que deviene de ese roce. Ver el otro como espejo real, en el que es posible ver nuestro reverso; distinguir la sombra que se produce en ese abrazo contiene la esencia de intimidad de la que somos capaces. La soledad es imposible, las jerarquías en que se perciben sus grados de ausencia tienen que ver con una reflexión de lo que significa involucrase con los otros y en la capacidad de recibir para nuestra ganancia. Desde ese lugar Luis González Palma concibe estas composiciones, de su voluntad de pensar qué imágenes en su lectura representan una vivencia pasada, pensamientos ajenos que repercuten en su monólogo interior, citándolos sin juicio. Separando la idea esencial de su base moral en una experiencia lúdica, para solamente transmitir en imágenes la fragilidad, confirmando que, aún en los intervalos de soledad, nos acompañan los recuerdos de los compartidos con otros.
Jerarquías de intimidad es un título con la amplitud necesaria para agrupar esta serie, un proyecto abierto, como lo son las relaciones humanas, al que se van sumando nuevas imágenes a medida que Luis González Palma va madurando cada inquietud de su alternarse con otros u observarlos en su cotidianidad. Para ello diseña puestas en escena, por lo general mínimas, que pueden o no incluir personas. Espacios de antiguas casonas ahora abandonadas que intencionalmente busca. Objetos cotidianos subvertidos, no solamente en su función, o de reproducción de imagen de su inconsciente, sino, para darle un nuevo significado, en el que intervienen el deseo y los sentimientos con respeto a la vivencia del objeto.
Paisajes serenos modificados en su percepción por el sujeto que recuerda y fantasea. Rostros en primer plano que ahora no nos ven directamente, sino que lucen ensimismados, como desconocidos que no se saben observados.
En Jerarquías de intimidad Luis González Palma está invitando al espectador a verse, sin darle respuestas. Está compartiendo esas inquietudes que no pueden responderse, pero al procesarlas logramos vivenciar su fractura, su misterio, su poesía. Sus pensamientos ahondan sobre el impacto de los otros en nuestra vida y la huella de los objetos que los representan en nuestra reminiscencia de personas y cosas. Darle títulos a estas fotografías, que toca un tema tan profundo, ha requerido que éstos no las explicaran, sino que la frase que juega con ellas las convierta en un emisor. El espectador entra a las imágenes y las palabras lo devuelven a buscar el sentido en su propio lenguaje, ya que no le develan qué está sucediendo. Estas fotografías no son momentos muertos como documentos del ayer, sino figuras mentales que manifiestan que el pasado es dinámico, su efecto continúa elaborando pensamientos aparentemente inconexos, como la libre asociación en los sueños y la fantasía en los recuerdos. Son instrumentos que el observador puede esgrimir.
Lo invariable en esta serie, con respecto a otras de Luis González Palma, es la toma directa, la copia manual de película en B/N y el uso de láminas de oro; que ahora al incluirlas dentro de resina transparente les da un cuerpo consistente. Transformando la fotografía en un retablo moderno, reforzándose la idea de su inspiración en los antiguos retablos de madera y oro, les da equivalente apariencia de eternidad. Es clara su constante intención de relacionar las representaciones de lo sagrado con la experiencia emocional terrenal, dándoles una misma jerarquía conceptual.

Graciela De Oliveira
* Los títulos de la serie Jerarquías de intimidad son de Graciela De Oliveira

Acerca de Luis González Palma, Guatemala, 1957.
De manera individual, su obra fue exhibida en espacios como Museum of Contemporary Hispanic Art (1989/New York, EE.UU.); The Art Institute of Chicago (1992/Illinois, EE.UU.); The Royal Festival Hall (1994/Londres, Inglaterra); Palacio de Bellas Artes de México (1996/México D.F.); Palazzo Ducale (2000/Génova, Italia); The Australian Centre of Photography (2002/Sydney); Instituto Italo-Latinoamericano (2005/Roma, Italia); Centro Cultural Chacao (2006/Caracas, Venezuela) y en numerosos festivales de fotografía como el Houston Photofest (1992) PhotoEspaña (1999) y Mois de la Photo à Paris (2002).
Participó de diversas muestras colectivas: V Fotobienal de Vigo (1992/España); Bienal de São Paulo (1992 y 1996/Brasil); The Taipei Fine Arts Museum (1999/Taiwán); Daros Foundation (2002/Zurich, Suiza) y 51ª Bienal de Venecia (2005);
Su trabajo forma parte de importantes colecciones como las del Centro de Arte Contemporáneo de México; The Art Institute of Chicago (EE.UU.); The Berlin Museum (Alemania); la Maison Européenne de la Photographie (París, Francia); The Houston Museum of Fine Arts (EE.UU.) y el Museo de Arte Moderno de Medellín, entre otros. Vive y trabaja en Córdoba.

Apertura JUE 2 NOV  // 19.30 hs.
Hasta el 7 de Diciembre

Share
Novedad anterior

Encuentro coral

Siguiente novedad

LOS HIJOS DE LAS ESTRELLAS // Gustavo Piñero