Artes VisualesConvocatorias

III Bienal de Arte Emergente 2005

??Como desde su instauración, la tercera edición de la Bienal mantuvo su principal objetivo de relevar las producciones y nuevas manifestaciones del campo artístico local, atendiendo abiertamente a los cambios y exigencias del arte actual. En esta oportunidad, como en los años anteriores, el CCEC convocó a artistas menores de 35 años que residen y trabajan el la provincia de Córdoba, a la presentación de proyectos de obra específicamente pensados y diseñados para ser
expuestos en sus salas de exposición y agregó la premiación a creadores conformados en colectivos.

Para participar, los proyectos debían desarrollarse a través del video, instalación, performance, pintura, escultura, arte digital y multimedia, como así también intervención y dibujo.

El jurado fue integrado por la curadora Graciela Taquini , la artista plástica Patricia Ávila y el crítico de arte Fernando Farina , con la coordinación de Mariana Robles .

III Bienal de Arte ¿Emergente? Un interrogante que nos plantea este evento es ¿qué entendemos por arte emergente? ¿Es aquel que ocurre por primera vez o el producido por un artista que recién comienza? ¿El que va gestando un cambio o el que estaba escondido y se hace ahora evidente…? Tal vez alguna de estas características estén presentes en las obras que como jurados analizamos este año, pero me parece que básicamente lo que define la condición de las obras como “arte emergente” en esta Bienal, es la de presentarse como una promesa. Es emergente en cuanto surge como proyecto a concretarse, como promesa de una obra que jurados y público veremos recién en la exhibición. Es decir que la categoría de “arte emergente” está construida en principio por el tipo de convocatoria que propone la institución que organiza, quien plantea el arte como proyecto y fundamentalmente como discurso. De allí veremos que los artistas que se presentan son aquellos que producen obras que no sólo se pueden “relatar” previamente en textos e imágenes, sino que lo hacen en un soporte electrónico. Este formato no es patrimonio único de la Bienal sino que responde a las prácticas de gestión cultural relativas al arte contemporáneo en diversas zonas del planeta y que favorecen los procesos de intercambio transnacionales. Esto implica a un tipo de práctica artística que no debería confundirse con la idea de vanguardia, ni necesariamente con el concepto de novedad.

Analizamos 32 proyectos que inquietaron de diversos modos nuestra imaginación. Confieso que por momentos nos creímos todas las promesas y en otros desconfiamos ante pomposas palabras y seductoras imágenes. Finalmente y no sin discusión, llegamos a seleccionar un conjunto de proyectos que esperamos ver concretados.

Recordaremos los proyectos señalando a algunos artistas vinculados a ellos. Se propusieron tapices (Roldán y el grupo Aguilar versus González), pinturas (Rondo), performances (San Martín, etc.), muchas fotos (Bordito, etc.), varios videos (Andrade, etc.), objetos (Peisino), una escultura (Curuchet), instalaciones (Murina, Cordero, Castellano, etc.), dibujos (Juárez), una maqueta (grupo Romano-Masut); en diversos materiales, dispositivos de representación, complejidades tecnológicas y sentidos. Sin embargo podemos señalar algunas constantes llamativas: a nivel referencial se manifestó una atención hacia aspectos de la condición genérica (San Martín, Viotto, Pereira) también una alusión a la maternidad (Ferrer) y al aborto (Gaetano y Roldán). A la subjetividad desde una preocupación por la alineación del yo, todo esto vertebrado por una marcada preeminencia del cuerpo como significante (Viotto, Ortega, Di Camozzi, Di Rienzo) ya sea como presencia o ausencia (Curuchet, Repetto, Murúa, Magliano, Ciro del Barco) o la utilización de estrategias pseudo etnográficas (Romano y Riquelme). Otro rasgo notable fue que varios proyectos recurrieron a una configuración de la obra en términos de proceso que favoreció una especie de “mistificación del tiempo” (Sánchez, Pascual, Riquelme, Ferrer, Rondot). Finalmente cabe señalar la utilización del espacio de CCEC como eje de algunas propuestas (Paz, Laura del Barco, grupo Vemme).

Los proyectos seleccionados representan a nuestro criterio una variedad de los enunciados presentados. En las propuestas de Cuqui, Laura del Barco, Gerardo Repetto , y el grupo Romano – Masut , rescatamos la forma discursiva, su humor delirante en algunos casos, la precisión conceptual, y aunque parezca contradictorio, la capacidad de sugerir una obra que se sustraiga al texto necesitando simplemente emerger. ¨

Patricia Ávila
Jurado de la III Bienal de Arte Emergente

Ganadores

LAURA DEL BARCO
“CASA TOMADA”

GERARDO REPETTO
“OMBRETIPO”
(yo mismo lo he probado”.

JULIA ROMANO Y MATILDE MANSUT
“LAS COSAS ”

CUQUI
“SOPHIE”

Share
Novedad anterior

Mediodicho Nº 29

Siguiente novedad

ROMPER CABEZAS // Violencia y Derechos Humanos